Picture of Helen Rytkönen

Helen Rytkönen

Cubiertas de libros: 7 tendencias efervescentes que mirar con lupa

Facebook

Cuando se trata de elegir una nueva lectura, las cubiertas de libros son uno de los factores decisivos y que mayor peso tiene a la hora de llevarte una u otra novela. ¿No te pasa lo de comprar porque te encanta lo cuqui que es una portada? Confiesa, que aquí somos todas culpables de haberlo hecho una y otra vez.

Por eso, a la hora de diseñar la cubierta de tu siguiente novela es muy importante echar un vistazo a las tendencias que hay en el momento y ver si hay alguna de ellas que puedes adoptar para tu historia. Eso sí, tiene que ser coherente con el concepto de tu trama: de nada te vale escribir un clean romance y poner en portada a un bombero con la tableta de chocolate al descubierto. Si lo haces, ten por seguro que estarás confundiendo a tu potencial lectora.

En los últimos tiempos, hemos visto cómo nuevas formas de entender la comunicación de una historia a través de su cubierta han entrado en el mercado español, así que vamos a hacer un repaso de todas las que podemos encontrar actualmente para que tengas el panorama más completo y te sea más fácil valorar la perfecta para ti.

Cubiertas de libros con ilustraciones basadas en la naturaleza

Flores, árboles, animales o paisajes son parte de una tendencia que cada vez más inunda las propuestas de las editoriales y autores autopublicados. Suele inspirar sensaciones de delicadeza, de historias de llenas de emociones y un cuidado al detalle que sugiere calidad y mimo en su interior.

Ejemplos de esta tendencia son las cubiertas de Andrea Longarela o las últimas que está desarrollando Planeta, cambiando totalmente el estilo para autoras como Lina Galán.

cubiertas de libros
Una mescolanza entre naturaleza y algún objetivo bien elegido conforman esta preciosa portada de la siguiente novela de la autora.

Recuerda que si eliges este tipo de diseño, es asegurar que la historia en su interior es acorde a lo que cuenta la ilustración de fuera. De nada te sirve intentar acoplarte a las tendencias si luego la lectura no tiene nada que ver.

Primas hermanas de novela contemporánea

Hay una vertiente en cubiertas que bebe directamente del estilo de novela contemporánea, como si quisiese camuflar que, en el fondo, son novelas románticas. Podemos encontrar varios estilos: los que se asemejan a histórica, aquellas que se inspiran en las tendencias americanas o las que utilizan la ilustración de una forma mucho más artística que la romántica clásica.

Alice Kellen, por ejemplo, estrena novela en marzo y su cubierta es muy de tipo contemporáneo y en tendencia con las novelas americanas. La novela de Teresa López Cerdán es una muestra del uso de la ilustración de una forma artística y velada y la saga de Anne Jacobs de la Villa de las Telas podría decirse que se podría mover incluso a la estantería de contemporánea o histórica si atendemos a su estilo de cubierta.

cubiertas de libros
La nueva novela de Kellen podría ser contemporánea perfectamente

Algo que me ocurrió con mi primera novela fue que varios libreros me dijeron que no tenía los códigos de romántica, sino más bien de contemporánea. Con este feedback, en las siguientes adapté las cubiertas al género para así no provocar confusiones en mi lectora objetivo.

Las ilustraciones tipo «muñequitos»

Hay muchas formas de abordar una ilustración, y una muy extendida en romántica es la de usar personajes humanizados pero con los códigos de los dibujos animados. Eso sí, modernos y muy afines a lo que nos gusta a las lectoras del género. Es un recurso muy usado para comedia romántica, por eso estos personajes suelen ser amables, sonrientes y en situaciones que sugieren que la novela te va a dejar una sonrisa en los labios.

Pero es exclusivo de comedia romántica, ojo. Su uso se ha generalizado y queda muy bien para otro tipo de subgéneros.

Podríamos poner mil ejemplos de este tipo de cubiertas, como las últimas de Sonia Puente, Marta Salvador, Yanira García o Elena Montagud.

cubiertas de libros
Una portada fresca, bien trabajada y que deja claro que te vas a encontrar una historia BL en su interior

La moda de los rostros en cubiertas de libros

Una cara de mirada profunda/desafiante/sonriente es un buen reclamo para un libro. En el último año ha surgido con fuerza una tendencia de incluir ilustraciones de rostros en las portadas, rostros eminentemente femeninos que ilustran lo que esa historia va a dar a quien la lea. Tenemos diferentes tipos de aproximación a estos rostros: más delicados y finos, más salvajes, unos minimalistas y otros llenos de detalle.

El caso es que si te decantas por esta opción, tienes que asegurarte que ese rostro que va a asomarse a tu novela es exactamente el que necesita tu historia. Debe estar perfecta para sugerir lo que tú quieres, y ese es el doble filo de este tipo de cubiertas: puedes frustrarte si no llegas a lo que tenías en mente.

Ejemplos preciosos de esta onda son las novelas de Anna Casanovas, Bea Peidró, María Martínez y también yo he sucumbido a esta moda: mi próxima novela también tiene a su protagonista en la portada.

cubiertas de libros
Cuando te enfrentas al mosaico de títulos de Amazon o un bookstagrammer, las cubiertas con rostro te aseguran visibilidad

El uso de fotos en las portadas

Aquí podemos encontrar diversas formas de trabajar las fotos en cubiertas:

  • Fotos tratadas y caracterizadas: son estas que suelen protagonizar chicas con poses divertidas, coletas, con complementos de pin up, con expresiones pícaras… Son muy recurridas en novela romántica, casi siempre con fondos lisos de un color llamativo. Ejemplo de esto son las novelas de Tamara Marín.
  • Fotos realistas pero posadas: personalmente es de las tendencias que menos me gustan, a no ser que la foto sea realmente buena y que transmita algo poderoso. Pero en general, las portadas con fotos de pareja, por ejemplo, no me hacen llamativa esa lectura. Pero como todo, el resultado final depende de cómo se integren estas fotos con el resto de elementos.
  • Fotos de paisajes/cosas: se ven menos, pero suelen quedar bien si estos paisajes/cosas se «tunean» un poco y se llega a un estilo que es realista pero con una pátina de ilustración.

Esos fondos oscuros y torsos desnudos/enchaquetados

Si miramos las listas de los más vendidos en romántica, este tipo de cubiertas son de lo más habitual. Suele ser el código de romántica erótica o directamente erótica, novelas en las que lo común es que se juegue con clichés tipo jefes-empleadas o multimillonarios-chicas normales y que, por supuesto, tienen una dosis de sexo explícito muy alto. Es una tendencia que se mantiene a través de los años casi inalterable, y a pesar de que somos muchas las que huimos de este territorio, es muy útil para transmitir determinadas historias.

También se está usando una versión más suavizada de estos torsos en novelas que no son eróticas, y que mezclados con colores de romántica pura y con tipografías más cursivas le dan otro aire a esta tendencia tan marcada.

cubiertas de libros
En esta portada, Tamara Marín juega acertadamente con el hombre enchaquetado pero añadiéndole colores brillantes y tipografías de romántica.

Las composiciones de ilustraciones

Un recurso perfecto y que queda muy bien son las ilustraciones aisladas que en conjunto hacen un todo visualmente armonioso. Hay ocasiones donde es una sola ilustración que atrae la vista sobre la cubierta, pueden ser varias que jueguen entre ellas o muchas que compongan un marco alrededor del título.

En esta opción es muy importante escoger el estilo de las ilustraciones para que tengan sentido con la historia que estás contando. Si la trama ocurre en el mundo de los cowboys, has de buscar un universo visual que apoye la ambientación. No vayas a utilizar ilustraciones futuristas o de regencia para ello.

Ejemplos interesantes son estas novelas de Megan Maxwell, Ana González Duque o Mimmi Kass.

cubiertas de libros

En este caso, un solo elemento muy vistoso y con multitud de detalles protagoniza la novela de Mimmi Kass.

Y podría seguir con más tendencias, pero estas son las que más en boga están y que pueden ser interesantes para ti para cuando tengas que decidir el estilo de tu siguiente portada. ¡Hasta la próxima, romántica, y cuéntame cuál es tu estilo favorito (como lectora y como escritora)!

Más entradas del blog

Deja un comentario

Información básica de protección de datos

Responsable: Helen Rytkonen (+Info)

Finalidad: gestionar la publicación de sus comentarios, opiniones o valoraciones en el blog de Helen Rytkonen. (+Info)

Derechos: puede ejercitar su derecho de acceso, rectificación, supresión y otros, tal como aparece en la información ampliada que puede conocer visitando nuestra política de privacidad.