Picture of Helen Rytkönen

Helen Rytkönen

Vender libros y hacerlos longsellers: una carrera de fondo

Facebook

Aparte de lo romántico del hecho de escribir y lo mucho que nos apasiona, que levante la mano quien no ha pensado alguna vez en cómo vender libros mejor y con mayor frecuencia.

Sí, amiga, si eres una escritora emprendedora, este pensamiento será recurrente en tu cabeza. Vivirás intensamente la inspiración y la magia de la escritura, pero al final, tras tus primeros libros, empezarás a pensar en si tus ventas son rentables. Y si no lo son, cómo hacer que lo sean.

Aquí entran en liza dos conceptos interesantes: best seller y longseller, que se usan, sobre todo el primero, con mucha ligereza. De hecho, hace nada escuché que alguien había sido best seller en Amazon. Indagando, había estado en el #1 de su categoría en un momento determinado. What? No, querida. Un best seller es perpetuar ese #1 o top10 durante un tiempo interesante, no

Si no, hasta yo podría decir que soy best seller por el efímero #1 en erótica que obtuve en el lanzamiento de Los susurros del calor.

Vender libros a lo best seller

No hay una fórmula para conseguir que tu libro sea un best seller, si no, todas la estaríamos utilizando. Después de observar el mercado editorial durante muchos años, he llegado a la conclusión de que para ser best seller confluyen muchos factores a la vez, no siempre los mismos ni en el mismo orden.

A veces se trata de novelas que crean una tendencia, que dan con la tecla de una temática que no estaba de moda hasta el momento. Ejemplos obvios son las novelas de Grey o de Crepúsculo. En otras ocasiones se trata de un nuevo uso del lenguaje, o de el tratamiento de los personajes de una forma antes vista. En resumen, es dar con la tecla y hacer algo nuevo y diferente.

vender-libros
Una historia bastante poco interesante y muy predecible, pero el acercar el mundo del BDSM al público general, junto con el cliché multimillonario-virgencita y una dosis de fanfic de Crepúsculo, hizo millonaria a E.L. James

Otras veces es simplemente que esa novela cuadra con los gustos de los lectores objetivo, estos la aúpan a los primeros puestos de venta o también puede venir de otras plataformas como Wattpad o incluso Amazon, de donde las editoriales las acogen bajo sus alas de pírricos beneficios pero mucha distribución.

Y hay ocasiones en las que las novelas son tan tan buenas que crecen con el runrún, con el boca oreja, y se convierten en éxitos sin haberlo esperado, como por ejemplo le ocurrió a El infinito en un junco de Irene Vallejo.

Y pocos hay que consigan ser fenómenos de masas con su primera novela. Probablemente tengan otras anteriores con las que han ido trabajando su carrera durante los años, o que esta primera novela haya pasado antes por autopublicación, como le ocurrió a Elísabet Benavent.

También hay best sellers malos. O por lo menos, poco brillantes. ¿No te ha pasado eso de leer algo que todo el mundo comenta con excitación y que a ti te ha parecido nada más que normal? A mí sí, muchas veces. Por eso la palabra best seller no despierta en mí un eco de confianza y rendición absoluta.

(Y no digamos ya lo de «gran éxito en TikTok o Wattpad» que es un argumento de pseudoventa cada vez más utilizado por las editoriales).

Resumen: no existe una fórmula mágica ni una varita harrypotteriana para hacer que tu manuscrito venda millones de ejemplares y te hagan una serie en Netflix. Sorry, Harry.

El long seller o cómo vivir de tus libros de forma sostenible

Y cuando digo sostenible, no estoy hablando de medioambiente ni greenwashing. Hablo de que tengas unas ventas recurrentes mensuales que te dejen vivir cómodamente con lo que ingreses de tus libros. O, por lo menos, que tengas unas ventas rentables (es decir, que el resultado entre tus ingresos y gastos sea favorable para ti) y sostenidas en el tiempo.

No todas tus novelas podrán ser longsellers, pero es interesante que unos cuantas lo sean, porque conformarán tu base de ingresos y te darán seguridad mientras sigues creando catálogo.

¿Y cómo propicias que sean longsellers?

Trabajando bien tu marketing desde su inicio, desde tu libro en todas sus dimensiones hasta cómo hacerte visible tanto en los soportes que te pueden ayudar a ello (redes, blog, newsletter, podcast, etc) como aprendiendo a utilizar herramientas de publicidad que te mantengan siempre en la mente de tus lectoras objetivo.

Sí, me repito más que el mojo de cilantro. Pero es que no hay otra forma de hacerlo a no ser que tengas un golpe de suerte. El binomio CALIDAD-VISIBILIDAD es clave para ir fidelizando a tus lectoras, vender libros y así, conseguir tener varios longsellers en tu catálogo.

Es trabajo de hormiguita, de carrera de fondo, de ese que a veces te desespera y te preguntas que si todo lo que estás haciendo valdrá la pena. Se trata de construir una base sólida, poco a poco, con cabeza y una estrategia que te marque tu rumbo claro.

Hasta aquí el post de hoy, escritora. Cuéntame si has sido best seller con alguna de tus novelas, o si tienes longsellers en tu haber. Me encantará que compartas con nosotras tu experiencia.

Más entradas del blog

Deja un comentario

Información básica de protección de datos

Responsable: Helen Rytkonen (+Info)

Finalidad: gestionar la publicación de sus comentarios, opiniones o valoraciones en el blog de Helen Rytkonen. (+Info)

Derechos: puede ejercitar su derecho de acceso, rectificación, supresión y otros, tal como aparece en la información ampliada que puede conocer visitando nuestra política de privacidad.