Helen Rytkönen

Helen Rytkönen

Los 4 ingredientes mágicos para cocinar un blog de escritoras

Share on facebook
Facebook

Confieso que la idea de montar un blog de escritoras fue algo que siempre estuvo en mi cabeza pero que me daba muchísima pereza empezar. Sobre todo, la parte de tener que generar contenido todas las semanas o meses. Me parecía imposible encontrar tantas ideas y ser constante como para generar esos posts en el tiempo.

Además, cuando comencé a investigar, me di cuenta de que no ese trataba solo de escribir entradas y ya está. No, manejar un blog de una forma que reporte visibilidad y suscriptores lleva tiempo y esfuerzo.

También reconozco que la palabra blog entró en mi vida de chiripa. Cuando estaba montando la página web, en el último momento decidí incluir ese apartado en el menú principal. Y una vez empecé con las publicaciones, entendí las tres razones más poderosas por las que tenía todo el sentido del mundo tener un blog de escritora:

  • Tu blog (y tu web) son tuyos, no parte del imperio Zuckerberg. Si Instagram decide cerrarte la cuenta, perdiste todo lo trabajado hasta ese momento. Si te hackean, también. Y el mundo Meta no se conoce por ser el paradigma de la libertad de expresión y visual. Recuerdo que una vez me prohibieron sacar una foto de los pies desnudos de mis hijos porque decían que era ofensivo. Esto en tu casita digital no te va a pasar.
  • Google es el lugar donde la mayoría de los mortales busca algo que quiere saber, desbancando totalmente a las redes sociales. Es ahí donde debes estar, en primera página de búsqueda para ser visible para tu lectora objetivo.
  • La gente que lee tu blog tiene una alta probabilidad de convertirse en suscriptor de tu página. Y está demostrado que la herramienta de venta que más convierte es el e-mail marketing. Así que tienes a personas que han demostrado que les interesa tu contenido y que quieren recibir noticias tuyas. ¿Quieres más razones para no lanzarte con tu propia página?
blog-de-escritoras
Para salirte del dominio del imperio, crea tu cuevita digital donde poder atender a toda la gente sin cortapisas ni limitaciones.

Hoy te traigo esos cuatro ingredientes fundamentales que vas a necesitar para guisar un buen blog escrituril, ese que hará que no solo seas un perfil en redes sociales sino que tengas una identidad propia en internet. ¿Te vienes?

Un diseño limpio y que entre por los ojos

Atrás quedaron los blogs recargados, con fondos de colores estridentes y tipografías góticas. Hoy es muy fácil conseguir una imagen atractiva sin toda aquella parafernalia de antaño.

WordPress es un entorno fantástico para montar tu primer blog o tu primera web con blog integrado. Diseñar en él es intuitivo y con ver algún tutorial sencillo, puedes empezar tú misma.

Pero ojo, antes de meterte a diseñar nada, ¿te has preguntado qué quieres transmitir con tu página?

Sí, esto va sobre la famosa marca personal. Y se trata de algo más allá que de qué colores son los que quiero utilizar, qué tipo de letra y si voy a poner fotos o me apaño con ilustraciones de Canva.

Pero no te preocupes, lo abordaremos otro día. Por ahora, solo te pide que rumies lo siguiente: tu blog es tu identidad digital, eres tú en formato de unos y ceros. ¿Qué querrías que alguien entendiese sobre ti si entra en tu página por primera vez?

Eso es lo que tienes que tener claro.

blog-de-escritoras
Sea cual sea tu posicionamiento como autora, debes tener clara tu marca personal para transmitirla con claridad a quien te quiera conocer.

Textos que atrapen y que seduzcan: clave en tu blog de escritoras

Yes, hablamos del famoso copywriting.

Porque no es lo mismo decir “aquí tienes cuatro reseñas” que “cuatro historias que te harán arder y no porque estemos en verano”.

Es cierto que hay gente que tiene más facilidad para escribir textos emocionales, humorísticos o, simplemente, memorables. Pero no dejes que la impostora te coma: eres escritora, te pasas la vida creando historias llenas de vida y sentimientos, así que coge el toro por los cuernos y practica.

Como todo en la vida, se trata de aprender determinados esquemas. Luego entra en juego la mayor o menor gracia que puedas tener. Una lectura interesante sobre este tema es Cómo construir una storybrand, por ejemplo.

Por experiencia propia, vas mejorando con el tiempo. Yo no llevo el copywriting incorporado de serie aunque he desarrollado muchos textos creativos enfocados a vender, así que algo tengo ganado. Y viendo trabajar a gente como mi amiga Bea Peidró, aprendo sin darme cuenta y me voy desencorsetando de los esquemas mentales (sí, fueron muchos años creando textos para yogures y cervezas, querida romántica).

Calendario de contenidos y el SEO

Hola, te presento al señor SEO. Para que nos entendamos: es el chico más deseado del baile, ese por el que todas se mueren y se arañan a escondidas. Difícil de conquistar, distante y enigmático, pero tiene su corazoncito y si le demuestras que eres de las de pico pala, se irá ablandando y te hará casito.

El gran objetivo de nuestro calendario de contenidos es trabajarnos al señor SEO para que nos coloque en primera página de Google. Tan simple como eso.

Simple y trabajoso, no te voy a engañar.

La gran diferencia la establece el utilizar las palabras clave que le gustan a Google, esas por las que te va a premiar y ponerte en primera plana, y utilizar un plugin (Yoast o Rank Math Seo, por ejemplo) para que te chive si vas bien encaminada con el uso de esas palabras clave.

En mi experiencia, cuando empecé a utilizar las palabras clave que necesitaba, pasé de quinta página de Google a primera. Antes de eso, llevaba medio año publicando posts pero sin ver muchos resultados. El uso de la app Keywords everywhere me ayudó para saber cuáles palabras debía usar, y el resto fue dorarle la píldora al señor SEO en los contenidos.

Consejito de amigui: planifica tus contenidos a varios meses vista con sus palabras clave asociadas. Te lleva unas horas, pero luego ya no tienes que estar pensando en qué escribir durante las siguientes semanas.

Una comunidad que te sigue y te será fiel

Un cajetín de suscripción con algo gratuito que envíes a quien se suscriba a tu página es el primer paso. Pero eso también tiene su intríngulis.

Las escritoras solemos poner como ese “algo gratuito” o lead magnet un ebook corto, unos capítulos de tu novela o algo relacionado con la escritura. Ojo: pongas lo que pongas, tiene que tener valor para quien lo reciba. Si no, no va a servir de nada. Y para que eso suceda, tienes que tener muy claro cuál es el público objetivo de tu blog.

Una vez tengas tu lista de suscriptores y veas que va aumentando, llega el momento de comunicarte con ellos. Aquí entra de lleno el e-mail marketing, una palanca muy potente porque la tasa de apertura de los mails de suscriptores es mucho más alta que cualquier otra herramienta de venta online.

blog de escritoras
Tu comunidad debe ir más allá de tu familia y amigos. Con el blog, irás reclutando cada vez más lectoras afines a tu propuesta.

Planifica tus newsletters y ve enviándolas con una frecuencia no demasiado larga. Decide cuál es el objetivo de cada newsletter y utilízalas para tus lanzamientos, promociones, noticias y actualizaciones.

Y lo más importante de todo: exígete escribir newsletters que realmente aporten valor y dé gusto leer. Lleva un tiempo pero la recompensa es grande.

Un blog es sacrificado pero da muchas alegrías. Y, sobre todo, te da una identidad fuera de las redes sociales que es importante que vayas construyendo. ¿Ya tienes blog o te lo estás pensando? Cuéntame en comentarios y compartimos experiencias.

Un beso fuerte y ¡hasta el siguiente post!

Más entradas del blog

Deja un comentario

Información básica de protección de datos

Responsable: Helen Rytkonen (+Info)

Finalidad: gestionar la publicación de sus comentarios, opiniones o valoraciones en el blog de Helen Rytkonen. (+Info)

Derechos: puede ejercitar su derecho de acceso, rectificación, supresión y otros, tal como aparece en la información ampliada que puede conocer visitando nuestra política de privacidad.