Helen Rytkönen

Helen Rytkönen

Escribir géneros literarios diferentes: una oportunidad o una pérdida de foco

Facebook

Hay quienes sostienen que escribir distintos géneros literarios puede ser una buena actividad, sobre todo por «si suena la flauta». Puede que posicionarse en romántica sea más complicado que en novela distópica y, si tocas varios géneros, ven más fácil que triunfes con uno de ellos.
Pero también hay especialistas en el mundo literario que te dirán que focalizarte en un solo género ayuda a que tus recursos se dirijan en una misma dirección y, por lo tanto, llegues más lejos que si tienes que diversificar tu imagen de escritora.

A ver, que quede claro que yo no vengo a sentar cátedra de nada. Eres libre como el viento de hacer lo que mejor te parezca, pero la información es poder y me gustaría que si tomas una decisión al respecto, lo hagas plenamente consciente de lo que te espera.

Contras de escribir distintos géneros literarios

Esfuerzo diversificado

Cuando escribimos un género, nuestro marketing y nuestra marca personal la enfocamos a vender nuestros libros a un tipo de persona específica. Si el género cambia, tu público objetivo también lo hace. Pongamos el caso de que escribes romántica new adult que se enfoca en temas de salud mental. Por lo general, tu lectora ideal sería una chica de entre 18 y 25 años que todavía está estudiando y le gusta la romántica que habla sobre bienestar, autoestima y temas similares. Pero si un día publicas thriller psicológico, tu público objetivo distará mucho de esa lectora ideal que tenías antes y tendrás que buscar la forma de vender los dos géneros. El esfuerzo se ha multiplicado por dos.

Cuando uno de nuestros libros cae en manos de una lectora ideal se da una reacción por su parte: busca otros títulos de la misma autoría. Y tiene sentido, puesto que si una pluma le llega a emocionar y una de tus historias le ha hecho vibrar por dentro, lo lógico es que busque más de eso, como si fuera una droga.

El problema es que puede encontrarse con un género muy distinto y, esperando una nueva novela de ese género que le encantó, se olvide de ti.

Debes tener en cuenta que hay géneros que casan mejor que otros. Por ejemplo, la romántica y la contemporánea femenina o el chick lit pueden llevarse juntos muy bien. También la histórica y la romántica. Pero ¿qué haces si escribes novelas negras y cuentos infantiles?

Me dirás: «Fácil, usamos dos nombres distintos». Estupendo. Es una buena idea siempre que tengas claro que tendrás que mantener dos nombres en redes. Es decir, has pasado de tener una cuenta en Instagram a tener dos que debes mover por igual, dos webs, dos blogs, dos newsletters… 

No te especializas en un género literario

No es lo mismo trabajar por ser una de las mejores en el género de la romántica que intentar ser la mejor en el género de la romántica, también en thriller y además en fantasía.

Porque la vida es una, el tiempo que dedicas a formarte lo debes diversificar entre los géneros que escribes. Formarse para ser buena en el género de la romántica es más fácil que formarse para serlo en dos o más géneros literarios.

Pros de escribir distintos géneros literarios

Mayor estudio de mercado

Pongamos el caso de que te va la marcha. A ti te gusta tanto escribir historias de amor dulces y llenas de purpurina como novelas atestadas de asesinatos y detectives alcohólicos rellenitos de traumas infantiles.

Bien, imagina que tienes un catálogo de 3 novelas románticas y 2 novelas negras. Ahora tienes en tu poder la información para analizar qué género te funciona mejor y tomar decisiones acertadas. Puedes comprobar qué género vende mejor para potenciarlo. Qué estrategia de marketing resulta más acertada. Tal vez priorices un género sobre otro y el menos importante lo uses para hacer pruebas que te nutren la estrategia del primero. O quizás quieras darle más caña al otro para ver si logras un impacto igual en ambos… El cielo es el límite, amiga.

Menos aburrimiento

Si eres un alma inquieta escribir distintos géneros literarios te mantendrá más entretenida. Incluso mezclar varios de ellos, si lo haces bien, te puede traer reconocimiento y gloria. Puede que lo hagas tan tremendamente bien que incluso logres algo que no se ha hecho antes. Por ejemplo, entre las autoras actuales, tenemos el ejemplo de Susanna Herrero, que combina romántica con fantasía, o la archiconocida J.K. Rowling, que después de Harry Potter escribió novela negra bajo seudónimo.

Yo soy la primera que a veces me aburro de la romántica. Llega un momento (sobre todo como lectora) que necesito irme por otros derroteros. Pero no creas que no me ocurre como escritora. También me veo algo desmotivada en algunas ocasiones en las que me planteo si no sería mejor para mi motivación marcarme una novela contemporánea, por ejemplo.

Lo cierto es que me lo estoy pensando. Todo se verá. No prometo nada, ejem.

Entonces, escribir varios géneros literarios: ¿sí o no?

Seguro que a ti se te ocurren otros motivos por los que sería bueno o no diversificar en géneros, pero creo que al final tienes que hacer lo que te nazca.

Por muchos planes que hagas, decisiones que tomes basándote en los datos que arrojan tus ventas y demás, las escritoras estamos aquí porque nos hace felices escribir. A veces se nos olvida este dato. Y, como somos humanas con necesidades y motivaciones, puede que lo que mejor nos funcione sea hacer caso a las palpitaciones y la intuición.

Nunca saldrá igual una obra que apetece que una obra que «tienes que escribir» porque tu planificación anual así lo requiere.

Espero que esta entrada te ayude a tomar una decisión y que encuentres tu camino. Y ¿sabes qué me gustaría más todavía? Que me dejaras un comentario sobre tu opinión sobre este tema porque (me repito) la información es poder.

Más entradas del blog

Deja un comentario

Información básica de protección de datos

Responsable: Helen Rytkonen (+Info)

Finalidad: gestionar la publicación de sus comentarios, opiniones o valoraciones en el blog de Helen Rytkonen. (+Info)

Derechos: puede ejercitar su derecho de acceso, rectificación, supresión y otros, tal como aparece en la información ampliada que puede conocer visitando nuestra política de privacidad.